Paste your Google Webmaster Tools verification code here
93 727 76 96 | WhatsApp 622 27 84 96 info@steticmedic.com

      Tu descanso: el primer tratamiento para evitar el envejecimiento

      Una de las principales preocupaciones de la población es el envejecimiento de la piel, que comienza a manifestarse a partir de los 25 años. Las principales muestras del paso de los años en nuestra piel se perciben por la aparición de arrugas, la pérdida de volumen y de densidad. Algunos de los factores que afectan al envejecimiento de nuestra piel no se pueden evitar, pero otros sí pueden prevenirse.

      Signos del paso del tiempo

      Las finas líneas y arrugas que nos acechan alrededor de los ojos y la boca cuando superamos la barrera de los 25 años son las primeras señales del envejecimiento de la piel. Además, esa piel que ya no está tan tersa nos da un aspecto más negativo o triste en las expresiones. Finalmente, durante la postmenopausia, las mujeres sufren la pérdida de densidad de la piel facial, que se hace visible con una piel más delgada y débil en toda la cara en general. La pérdida de densidad aparece juntamente con la pérdida de luminosidad de la piel.

      Descansar: el primer tratamiento

      La Academia Americana de las Ciencias afirma que “descansar menos de seis horas diarias durante una semana puede alterar hasta 700 genes”. Durante el tiempo de descanso nocturno, nuestra piel absorbe mejor los activos que aplicamos en ella y, en caso de no dormir el tiempo necesario, se reduce la síntesis de proteínas y se altera la producción de hormonas, con lo que se la regeneración de la piel, el pelo y las uñas será más lenta.

      Distintos estudios internacionales han concluido que la falta de sueño es una epidemia mundial. Solamente en nuestro país, cuatro millones de personas padecen insomnio crónico y un 30% de la población tiene problemas transitorios para dormir a consecuencia del estrés o la ansiedad, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

      El sueño no es importante solamente por su cantidad o el momento del descanso. Lo más importante es que cada persona encuentre el tiempo que necesita y que tenga presente tanto su edad como sus condiciones físicas.

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies